Blog

Nueva imagen¿Puede un hospital aprender algo de un equipo de Fórmula 1? Esa es la pregunta que se hizo uno de los equipos médicos del Great Ormond Street Hospital, un hospital londinense especializado en la atención de niños enfermos. El equipo médico del Great Ormond se puso en contacto con el equipo de ingenieros de Ferrari, situados en el entorno de Oxford. Así comienza el magnífico post que Javier García escribió analizando esta experiencia y ofreciéndonos acertadas reflexiones.

Una de ellas es que “ninguna organización puede mejorar y progresar sin abrirse. El conocimiento se genera cada vez menos dentro de nuestras cuatro paredes. Hay mucha inteligencia fuera, la cual, si se detecta y aplica, puede convertirse en una máquina poderosa para progresar”. “La innovación y transformación de toda organización, y también las públicas, proviene de las personas que trabajan en ellas.”

En el mundo empresarial por todos es conocido el poder de los procesos de coaching para apoyar a los equipos y a las personas a llevar adelante los procesos de cambio. Según una reciente encuesta realizada por la consultora Odgers Berndstson, el 92 % de los CEO y directores generales de un total de 200 empresas españolas y multinacionales afirma que ha tenido o que tendrá en un futuro un coach externo para apoyar a la alta dirección en sus organizaciones. Asimismo, el 88 % de los directivos que ha participado en esta encuesta está satisfecho con los resultados del proceso de coaching y afirma haber conseguido los objetivos perseguidos.

Rafael Echeverria, reconocido  coach y  creador del coaching ontológico nos describe en este vídeo que es el coaching . Utilizando sus palabras, el  coaching es una práctica que nos desbloquea y nos conecta con el inmenso poder transformador que disponemos. El coaching se inicia cuando tienes un problema y no sabes cómo resolverlo y mediante el proceso, logras los caminos que no nos era posible ver.

Les propongo leer de nuevo el post al que he aludido al inicio. Hagan un cambio de observador, y sustituyan la palabra “sanidad” por “educación” y la palabra “médico” por “profesor”. Sigan utilizando su imaginación y en el lugar del equipo de Ferrari sitúen un equipo de coaches. Verán cómo el texto cobra otro sentido.

Teresa Aranguren

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: